Recientemente se descubrió que podíamos ser víctima de un ataque cibernético por una vulnerabilidad que puede afectar desde servidores de la NASA, hasta el teléfono con el que cualquiera juega Candy Crush. El gerente de tecnología de Khipu explica en esta columna lo que ocurrió y también nos enseña a cómo protegernos de estos ataques.

Durante febrero Google informó en uno de sus blogs, de una grave vulnerabilidad en glibc, la implementación de GNU de la librería estándar de C. En palabras simples, es uno de los ladrillos más básicos sobre el cual buena parte de la computación está construida.

Desde servidores de la NASA hasta el teléfono que usamos para jugar Candy Crush, pasando por el notebook, donde día a día miles de personas escriben o utilizan para trabajar, todos usan glibc y todos son vulnerables a un ataque que permite que, en ciertas condiciones, un tercero pueda tomar el control de un computador, teléfono o servidor que utilice Linux.

 

ARTÍCULO COMPLETO

A %d blogueros les gusta esto: