La fintech solicitó una orden de no innovar, porque dice que esta situación está poniendo en jaque su subsistencia. Allí apunta a que incluso si el fallo le diera la razón a Khipu, de no ocurrir un desbloqueo pronto, podría ser demasiado tarde.

Una orden de no innovar fue lo que solicitó Khipu en la Corte de Apelaciones por el bloqueo que hizo BancoEstado de su plataforma, es decir, la fintech solicitó al tribunal que el banco estatal los tenga que desbloquear mientras dure el juicio, hasta que haya un fallo del caso.

Todo ello ocurre en el marco del recurso de protección que interpuso la fintech a inicios de agosto. En el documento donde solicitan la orden de no innovar, Khipu argumenta que ya han pasado “más de 45 días desde que, el día 1 de agosto de 2021, Banco Estado bloqueó unilateralmente el servicio de recaudación electrónica que ofrece Khipu SpA a los clientes de la recurrida, sin existir fundamento legal ni fáctico para ello”.

Añaden que esta situación ha significado un “desmedro económico gravísimo” para la firma. Es que la dependencia económica de BancoEstado es alta. Según detallan en el escrito, operar con clientes de del banco estatal representaba -hasta antes del bloqueo- más del 50% de sus operaciones y más del 45% de los ingresos de la empresa.

VER NOTICIA COMPLETA 

A %d blogueros les gusta esto: