Algunos negocios funcionan con un margen de venta bajo y con un volumen alto para poder cubrir sus costos fijos de operación y aspirar a una ganancia. Hay casos extremos en que el margen por producto vendido no llega al 1% del precio de venta y, para estos negocios, un cambio en el costo del medio de pago puede significar el paso de números azules a rojos fácilmente.

El escenario descrito retrata el caso de Sencillito y ServiPag, que anunciaron recientemente a sus clientes y comercios asociados que ya no recibirían pagos con tarjeta de crédito, ya que procesar este tipo de operaciones se encarece a niveles que ni siquiera están del todo claros.

Considero que el caso chileno de falta de competencia en la industria de los medios de pago será parte de los cursos avanzados de teoría económica.…….. 

VER NOTICIA COMPLETA 

A %d blogueros les gusta esto: