En distintas partes del mundo se debate aún sobre el uso del Web scraping por parte de las empresas. 
Los usuarios todavía desconfían al dejar sus datos en las aplicaciones. 

Sin embargo, se ha demostrado que la utilización correcta de la información recolectada en sitios web y apps, puede ayudar a brindar servicios de calidad y mejorar la experiencia del usuario.

El web scraping es una técnica utilizada mediante programas de software para extraer información de sitios web. 
El nombre viene de “bookscraping” o “cuadernos de recortes” con los que niños juegan juntando recortes de papel. 
En la versión electrónica del scraping, las empresas toman datos que sus usuarios van dejando al acceder en distintos portales web, con el objetivo de brindar nuevos servicios.

En la actualidad, alrededor de 100 navegadores utilizan diversos protocolos de seguridad y a través de ellos, acceden a datos y realizan transacciones en páginas web.

Así también, lo hacen las empresas Fintech: juntan datos de distintos portales con los que luego buscarán agregar valor a su servicio y producir bienestar.

 

ARTÍCULO COMPLETO

A %d blogueros les gusta esto: